Los candados comunes contienen mecanismos de seguridad que funcionan mediante la combinación de una llave, o la combinación numérica de rodillos, dependiendo el modelo. Es muy frustrante cuando se pierde la llave o se olvida la combinación para abrirlos, por lo que se recomienda siempre guardar un duplicado en casa, para cualquier emergencia, o guardar la combinación en un lugar específico. También puedes dar a guardar el duplicado a algún familiar o amigo, y así te aseguras de tener siempre una manera de abrirlo en caso de perder la llave principal.



Por desgracia, un candado sin llave ya es un artículo inservible a menos que se fabrique una nueva llave con nueva combinación. Aunque es posible hacerlo, no todos los clientes solicitan ese servicio, y dependiendo también el tamaño y costo del candado, muchos prefieren tratar de abrirlo por la fuerza. Existen diferentes maneras de romper un candado, pero la recomendación de siempre es llamar a los expertos para hacerlo, ya que abrir un candado no es sencillo e incluso puede llegar a lastimar las manos.



Si quieres saber más de este tema, envíanos un correo electrónico: marthaelenarr@gmail.com